El Pacífico

Característico para la costa pacífica son playas estrechas y largas. Si uno no esta allí justamente por navidad o por Semana Santa se puede caminar por horas sin encontrar otra persona. Una vez me tope con una señora americana en unas de estas playas solitarias y ella se me acercó con las palabras: „Oh it´s getting crowded today.“, a pesar de que fuera de nosotros no había nadie en toda la playa. La zona del pacífico de Costa Rica tiene dos estaciones bien marcadas, una época seca y una de lluvia. Sobre todo en la época seca se puede contemplar una hora antes de la puesta del sol una luz maravillos la cual hace luzir la playa y la vegetación en el fondo en unos colores muy intensos. Hay unos celajes de ensueño muy románticos.

En el interior de la costa a menudo se puede descubrir cataratas grandes, sobre todo cerca de playa Montezuma y de playa Dominical. Una experiencia extraordinaria es observar desovar las tortugas en la playa Ostional en el mes de noviembre.

Con tiempo se puede rodear la eninsula de Nicoya y descubrir playas fantásticas. Yo por mi parte lo hice una vez con una motocicléta y con un 4×4. Un punto de salida puede ser Puntarenas de donde uno sale a Naranjo con el ferry. El que no quiere usar el barco puede ir desde Puntarenas unos 50 kilometros al norte en dirección a Liberia y entonces usar el puente sobre el Río Tempísque. Una vez pasado el rio usted se dirige al sur y llega via Naranjo a Montezuma. Alli deberia quedarse no solamente por las catarátas impresionantes. Desde alli puede seguir la costa hasta llegar al Parque Nacional Santa Rosa. Solo el trayecto ya es una verdadera aventura. En general se usa caminos lastreados y de vez en cuando la carretera pasa simplemente por la playa y hay que atravesar unos rios. Pero vale la pena no solo por las playas maravillosas y las numerosas bahias pequenas que se puede descubrir.

займ на карту